¿CÓMO SE CALCULA EL INTERÉS T.I.N. Y EL T.A.E.?

Calcular Tin y Tae

En todos los productos que ofrecen las entidades a sus clientes, ya sean activos o pasivos, en ellos hay presente un denominador común: El interés remuneratorio aplicable que el cliente deberá satisfacer en una o varias cuotas a sus respectivos vencimientos junto con el capital prestado o dispuesto. 

El aspecto fundamental de esos productos radica en el interés remuneratorio aplicable y la compresión por el cliente de la entidad. Dichas entidades en el momento de la comercialización indican dos tipos de intereses: el TIN y el TAE, pero pocas veces el cliente sabe cómo se calculan y, lo más importante, qué repercusiones van a tener en su economía.

TIN

El TIPO DE INTERÉS NOMINAL o TIN es el tipo de interés que se aplica a un producto concreto (préstamos personales, préstamos hipotecarios, tarjetas o líneas de crédito…) y nos indica qué cantidad en función del porcentaje aplicado se tendrá que pagar en concepto de intereses sobre el principal o cantidad prestada.

CÁLCULO DEL T.I.N.

El TIN se calcula teniendo en cuenta el capital o principal del producto y el plazo para su devolución. 

La fórmula para calcular el TIN, y utilizando a modo de ejemplo un préstamo con un plazo de amortización a dos años y un interés del 10 %, es la siguiente:

TIN: (1.000 X 0,10) ²

TAE

La TASA ANUAL EQUIVALENTE o TAE es el tipo de interés aplicable en un producto concreto (préstamo personal, préstamo hipotecario, tarjeta o línea de crédito…) que nos indica el coste real y efectivo que va a tener el mismo.

CÁLCULO DEL T.A.E.

La TAE se calcula teniendo en cuenta todas las variantes que pueden afectar al producto: el tipo de interés nominal (TIN), el tipo de fraccionamiento de los pagos (anual, semestral, trimestral, mensual…), las comisiones aplicables y los gastos.

La fórmula que se aplica para el cálculo del TAE de un producto y realizándolo a título de ejemplo a un plazo de amortización de tres años, vencimientos semestral y con un TIN del 10 %:

TAE= (1+ 0,10:2)² – 1

En definitiva, el T.I.N. y la T.A.E. son dos tipos de interés que nos indica el coste real y efectivo que va a tener el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

×